Análisis de Chronicles of 2 Heroes: Amaterasu’s Wrath

Chronicles of 2 Heroes: Amaterasu's Wrath

Chronicles of 2 Heroes: Amaterasu’s Wrath es el resultado del trabajo duro del estudio italiano Infinity Experiencie, editado por Catness Games y con edición física de Tesura Games. Un retroidvania con todo el sabor de los años 80.

Ponerse a los mandos de Chronicles of 2 Heroes: Amaterasu’s Wrath te da unas sensaciones de retroceder 30 años en el tiempo: menús píxel-art, música de sintetizador, jugabilidad retro y dificultad a la altura, es decir, difícil pero no exasperante. La verdad es que cumple a la perfección las reglas de los “retroidvania” de 16-bits, es decir, recuperar el espíritu de aquellos días en los que había que armarse de paciencia y estar preparado para morir una y otra vez, a veces retrocediendo bastante ya que el guardado automático estaba lejos.

Chronicles of 2 Heroes: Amaterasu's Wrath

El argumento: Amaterasu y su discípula, la emperatriz Himiko, tiranizan el Japón feudal e imponen el terror con su ejército sobrenatural. Toda la esperanza recae en dos hermanos, Kensei el samurái y Ayame la kunoichi. Combinando sus habilidades deberán llegar hasta la capital imperial en Osaka y recuperar los tres tesoros sagrados, la fuente de poder de la diosa del Sol.

Chronicles of 2 Heroes: Amaterasu's Wrath

Hablamos de dos personajes que se complementan: Ayame puede saltar, sus ataques son a distancia (tenemos un máximo de cinco dagas) y su contraataque la teletransporta. Por su parte Kensei no salta pero puede asestar fuertes golpes con su espada y salir disparado hacia el frente haciendo un golpe de espada que recorre mucha más distancia en línea recta. La clave es que para cambiar entre uno y otro hay que presionar un botón e ir haciéndolo en el momento oportuno para superar los obstáculos y vencer a los enemigos. ¿Desafiante? Mucho, porque a veces el juego no da tregua y el salto y el disparo de Ayame no es muy exacto, ¿frustrante? Por fortuna no porque la curva de dificultad es adecuada y nos pone a prueba de la forma correcta. Eso sí, los puntos de guardado a veces están demasiado lejos y nos va a tocar repetir mucho recorrido entre muerte y muerte. No falta el toque de las mejoras ya que conforme avancemos iremos desbloqueando habilidades que nos permitan seguir y vencer enemigos.

Para empezar hay que destacar que se han hecho las cosas bien: es un mundo 2D en el que podemos ir hacia delante y atrás constantemente. Los personajes, por su parte y como decíamos antes, deben ir mejorando para llegar a más sitios. También hay conexiones directas entre zonas del escenario para evitar viajes innecesariamente largos, de tal forma que podemos volver a explorar sitios antes inaccesibles para conseguir beneficios. En esto es muy de agradecer que se hayan evitado largas cargas entre zonas o volviendo a la vida después de morir.

Hay puntos de guardado y checkpoint por varios lugares del escenario para hacer la travesía algo más cómoda (porque morir vamos a morir seguro en varias ocasiones), aunque es cierto que algunas zonas tienen demasiada distancia entre sus puntos de control y en caso de repetir la zona el camino sería muy largo.

Técnicamente no es puntero ni lo busca ya que el estilo píxel-art renuncia a grandes detalles, animaciones y cinemáticas. Se acierta con una música adecuada a la temática, aunque las melodías son cortas y al repetirse una y otra vez pueden cansar. E importante: llega traducido al castellano.

Pero tiene sus peros:

  • Uno ya lo hemos dicho: el asunto del salto de Ayame y su disparo mientras saltamos merece una revisión porque es frustrante.
  • No es práctico tener un máximo de cinco dagas, se hacen muy escasas. Sí que tenemos puntos para recargarlas y luego se recargan solas, pero cuando no estamos en ellos esas cinco quedan en nada. Se habría agradecido tener más.
  • Algún error muy puntual de programación que nos hace fracasar, como plataformas que no responden, las atravesamos y morimos.
  • El mapa no es nada claro y no ayuda especialmente a situarnos.
  • Muchas faltas de ortografía, muy llamativas.

CONCLUSIÓN

Chronicles of 2 Heroes: Amaterasu’s Wrath es un fantástico regreso a los 80 lleno de amor y admiración por dicha época y tiene, además, una estupenda edición física de Tesura Games. Los jóvenes amantes de los juegos retro exigentes pero no exasperantes (los más pequeños sí lo encontrarán muy difícil) encontrarán una estupenda cita para pasar unas horas muy divertidas.

Podéis escuchar el análisis en el programa 3×03:

 

Desarrolladora: Infinity Experience (publicado por Catness Games).
Distribuidora: Tesura Games.
Género: plataformas, acción.
PEGI: 12+ (violencia, miedo).
Plataforma: PlayStation 4, PlayStation 5, Nintendo Switch.
Idioma: textos en castellano.
Precio: 34,99 edición normal, 69,99 edición coleccionista.
Web oficial: https://infinitydevgames.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *